Un paseo por los alredodores

Salimos del pueblo dirección a la balsa de agua, bajamos el abrevadero del Ambelló, que conserva parte del antiguo empedrado. Rodeados por bancales de almendros y casetas de piedra en seco, seguimos la zona de pinos, chopos y encinas que rodea la fuente de la Figuera. Muy cerca, está la antigua tejería, donde aún se aprecia la boca del horno. La vuelta, por el mismo camino, nos permite observar unas magníficas vistas panorámicas de la franja litoral, con una breve desviación para ir a la fuente del "Canyo" y volver al pueblo.



#vacaciones